Categorías
Actualidad Noticias Prensa

FAKALI CONDENA EL ANTIGITANISMO EXPRESO DE “ESPEJO PÚBLICO”

La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas FAKALI denuncia públicamente el trato denigrante recibido por la población gitana en el programa “Espejo Público” de Antena 3, emitido en la mañana de hoy 17 de enero, y muestra su más profundo rechazo por la relación establecida en el mismo entre el Pueblo Gitano y la delincuencia.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

UNA DEUDA HISTÓRICA AL FIN SALDADA

FAKALI agradece al Ministerio de Educación y Formación Profesional la inclusión de la Historia y la Cultura Gitana en los libros de texto de la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

FAKALI PRESENTA SU ALIANZA COMUNICATIVA PARA LA DIGNIFICACIÓN DE LA VENTA AMBULANTE AL AYUNTAMIENTO DE SAN JUAN

La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas FAKALI, en su empeño por defender y promocionar la venta ambulante, ha mantenido una reunión con la concejal de Economía y Desarrollo Local del Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), María José Quesada, comprometiéndose ambas partes a trabajar conjuntamente, a medio plazo, en estrategias para revitalizar el comercio ambulante y mejorar su imagen en la localidad aljarafeña.

Durante el encuentro se han abordado diversas cuestiones relativas al comercio ambulante, trasladando FAKALI a la responsable municipal las inquietudes de las personas dedicadas a esta actividad, referidas a la delicada situación sanitaria, social y económica que les asola, debido al Covid-19, así como a la necesidad de articular y fortalecer iniciativas de carácter público que revitalicen un sector económico del que dependen decenas de familias sólo en la población sevillana.

En este contexto, FAKALI ha presentado su Guía para el Conocimiento y Reconocimiento de la Venta Ambulante y su Estudio de la Imagen Social de la Venta Ambulante, iniciativas con las que trata de mejorar la denostada imagen social y pública de los mercados ambulantes implicando a varios consistorios andaluces (Fuengirola, Sevilla, Córdoba, La Línea de la Concepción, Dos Hermanas, Linares y San Juan de Aznalfarache).

Con la puesta en marcha y desarrollo de esta Alianza Comunicativa, enmarcada en el proyecto Empleakalí, con cargo a la asignación del 0,7 por ciento del IRPF en el marco de las subvenciones de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, esta federación aborda de manera efectiva temáticas sociocomunicativas relacionadas con la sensibilización, la información y la promoción de este tipo de comercio tan ligado al Pueblo Gitano. De hecho, el área de comunicación del Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache se ha comprometido a la difusión a través de sus canales oficiales de los documentos presentados.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

FAKALI FIRMA CON EL CAA SU COLABORACIÓN EN EL ANÁLISIS Y LA DIGNIFICACIÓN DE LA IMAGEN GITANA EN LOS MEDIOS

“Damos un gran paso para que los gitanos y las gitanas podamos contar en primera persona nuestra idiosincrasia y nuestra cultura, siendo los verdaderos narradores de nuestra propia historia”, ha resaltado Beatriz Carrillo durante la rúbrica del convenio en la jornada de debate “Foro Enfoques” en Sevilla.

La trayectoria de la federación en esta materia la convierte en referente para el abordaje de uno de los puntos principales del plan estratégico 2021-23 de la autoridad que regula el sector audiovisual de Andalucía, que se adhiere también a su Pacto contra el Antigitanismo.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

CONCENTRACIONES DE FAKALI POR LA MUERTE DE LA NIÑA OLGA

La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas FAKALI ha formado parte de la convocatoria de Madrid, ante la embajada de Grecia en España, y ha liderado la de Sevilla, en la Plaza Nueva, en protesta por el fallecimiento de una niña gitana de 8 años que murió aplastada por una puerta metálica ante la pasividad de las personas que trabajaban en el lugar.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

FAKALI DENUNCIA EL CASO DE ANTIGITANISMO EXTREMO SALDADO CON LA VIDA DE UNA NIÑA ROMANÍ GRIEGA DE 8 AÑOS

La pequeña Olga murió tras 70 minutos de agonía aplastada por la puerta de una fábrica en Keratsini ante la mirada impasible de hasta siete trabajadores.

Nos dirigimos a la embajada de Grecia en España y al Parlamento Europeo como instituciones claves en este desgraciado suceso antigitano.

Desde 2008 hasta hoy contabilizamos 28 casos de violencia antigitana, saldados con un número indeterminado de víctimas mortales que podría superar el medio centenar.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas FAKALI ha puesto en conocimiento del máximo responsable de la embajada de Grecia en España, Ioannis Tzovas-Mourouzis, el reciente caso de antigitanismo extremo saldado con la vida de una niña gitana de tan sólo ocho años en unas circunstancias ciertamente dramáticas y execrables, solicitando que éstas sean aclaradas con la mayor transparencia y celeridad posible hasta las últimas consecuencias, y recalcando que en pleno siglo XXI ningún país democrático que se precie de serlo debe permitir que estos sucesos se produzcan y queden impunes.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

25N – GENERACIONES ROMÍS COMBATIENDO LA VIOLENCIA MACHISTA

La lucha contra la Violencia de Género se ha convertido en este siglo XXI en una seña de identidad del movimiento feminista, porque esta lacra del terrorismo machista nos sigue golpeando con crudeza. De hecho, en estos tiempos de postpandemia, en los que todas y todos estamos haciendo enormes esfuerzos para regresar a la normalidad, observamos con preocupación que este fenómeno sigue creciendo y requiriendo de medidas efectivas que lo atajen.

Las cifras no engañan y sí escandalizan. En lo que va de año 37 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas y exparejas, 1.118 desde que se tienen datos desde en 2003. A ello hay que añadir a los niños y niñas que perdieron la vida a mano de sus padres, por el mero hecho de ser utilizados como meros instrumentos para provocar un dolor inmenso y eterno a sus madres.

Para que las víctimas se vean protegidas y se ejerza la fuerza penal del Estado con todas las garantías para los justiciables es fundamental que se hagan las inversiones necesarias para agilizar los trámites procesales, se dé una respuesta inmediata de protección a las denunciantes en riesgo extremo, y, sobre todo, se aplique la ley con todo su rigor y fundamento. Necesitamos medidas efectivas para que todas las mujeres, sin distinción, sientan la protección y confianza de nuestras instituciones. No podemos obviar que éstas se diseñan bajo la igualdad, pero esta no se entiende sin la interseccionalidad. Desde FAKALI defendemos que las herramientas para combatir este mal sean transversales, cubran objetivos en materia de formación, seguridad y justicia, y respeten el principio de diversidad.

Algunas de las manifestaciones de la Violencia de Género son visibles y explícitas. Otras son más sutiles, como las actitudes y los comportamientos controladores. Pero ambas son maltrato y el resultado es el mismo: un ataque a la dignidad, la libertad, la autonomía y la integridad física y psicológica de las mujeres que hunde sus raíces en el patriarcado. Que no tiene apellidos ni sabe de culturas ni de tradiciones. La Violencia de Género, como extensión punitiva del patriarcado, no entiende de estatus, culturas o creencias, pues como sucede con el antigitanismo es un fenómeno estructural que se lleva por delante la vida en este caso de miles de mujeres e incluso, de sus hijas e hijos.

El mejor recurso con el que contamos para cambiar y transformar nuestra sociedad es, sin duda, la educación. El esfuerzo por la concienciación debe hacer énfasis en nuestro sistema educativo, en las escuelas y las aulas, porque es ahí donde podemos contribuir a eliminar de raíz la lacra del machismo, semilla de la violencia contra las mujeres. Aunque de sobra es conocido que no es tarea fácil. La irrupción del discurso negacionista de la Violencia de Género se ha asentado peligrosamente en nuestra sociedad.

De hecho, quienes rechazan la existencia de este mal tienen un altavoz muy potente en Internet, redes sociales, medios de comunicación y, por desgracia, algunas instituciones democráticas. La ultraderecha, que la ciudadanía gitana conoce bien, pues en esta vieja Europa lleva décadas persiguiéndonos bajo sus discursos opresivos, se aferra al sagrado derecho de la libertad de expresión y, apelando a una interpretación muy particular del concepto de igualdad, nos niega la condición de víctimas, equiparándonos a los victimarios y responsabilizándonos de la violencia que sufrimos.

Parar a quienes niegan e incluso justifican la violencia machista requiere de unidad entre las fuerzas políticas realmente democráticas y la sociedad civil. Del mismo modo, es indispensable que los poderes públicos hagan una apuesta real por combatir esta cara de la intolerancia más cruel cumpliendo con los objetivos marcados por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, verdadera hoja de ruta que implica a dichos poderes públicos, y cuyas líneas estratégicas han sido fruto de un consenso generalizado y mayoritario.

Y, sobre todo, es indispensable que nosotras, las mujeres gitanas, continuemos cultivando la phenjalipen, la sororidad en romanó, un concepto que nos ha unido frente a las adversidades más perversas desde hace siglos. Tal y como nos han inculcado y traspasado nuestras tías, debemos continuar con este legado de la familia como fuerza para hacer frente a todo tipo de afrenta, incluso de violencias. No sólo seguimos vivas pese a los intentos de exterminio, sino que nos mantenemos fuertes en nuestro propósito de que nos tengan presentes, nos oigan y nos respeten, sin renunciar a nuestra condición de gitanas. Ocupando no el sitio que merecemos, sino el que nos corresponde. Sin pedir permiso ni perdón, y teniendo asimismo la responsabilidad y el deber de trasladar este mismo legado a las nuevas generaciones gitanas para que en un futuro la lacra de la violencia en todos y cada uno de sus rostros sean cosa del pasado.

Por un reivindicativo e interseccional 25N. Generaciones romís combatiendo la violencia machista.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

559 AÑOS DE UN FEMINISMO GITANO IMBATIBLE

Nos alcanza un nuevo 22 de noviembre en el calendario. Se trata de una fecha especialmente señalada para los gitanos y gitanas de Andalucía, pues llevamos 559 años escribiendo con letras de oro un binomio inquebrantable. De hecho, pudimos confirmarlo el pasado viernes 19 de noviembre, durante el acto por el 20 aniversario de AMURADI, la Asociación de Mujeres Romís y Universitarias de Andalucía, que tuvo lugar en la Casa de la Provincia de Sevilla, y en el que se dieron cita más de un centenar de personas, entre personalidades políticas y representantes del movimiento feminista romaní.

Entendimos que este año, justo cuando los discursos racistas y machistas se han hecho aún más incisivos, era el momento de mostrar a la sociedad que nosotras, las gitanas, no sólo deconstruimos los prejuicios, sino que llevamos haciendo efectiva la phenjalipen, la sororidad, el apoyo mutuo entre hermanas, desde hace siglos.

Nuestras antecesoras, por tanto, formaban parte del propio feminismo, del feminismo gitano, mucho tiempo antes que se escribiera sobre él. Por eso quisimos comenzar los actos conmemorativos de este 22 de noviembre de 2021 con un acto y una exposición que está siendo visitada en estos días en la Casa de la Provincia de Sevilla por centenares de personas, las cuales pueden percatarse de que, efectivamente, el feminismo gitano existe desde hace siglos. Porque ellas, las que nos precedieron, con su lucha e inconformismo frente a la opresión antigitana, fueron capaces de aunarse en “un frente común para derribar los muros no de cristal, sino de hormigón”, tal y como señala nuestra presidenta, Beatriz Carrillo de los Reyes.

Pioneras: Precursoras del feminismo gitano
Además de la exposición, en el acto institucional que ha centrado nuestra conmemoración del 22N se han rendido honores a la memoria de nuestras tías, cuyas historias han sido silenciadas por buena parte de la sociedad. Luz y memoria, por tanto, a la historia de vida de Rosa Cortés, por ejemplo, quien lideró una huida durante su internamiento en la Casa de la Misericordia de Zaragoza tras ser capturada durante la Gran Redada del Marqués de la Ensenada.

Rosa Cortés. http://adonay55.blogspot.com/2020/01/rosa-cortes-por-la-reparacion-historica.html

También para las Cigarreras, quienes fundaron la Hermandad del Socorro Mutuo, primer movimiento obrero de Andalucía, el cual protagonizó revueltas para exigir salas de lactancia y mejoras salariales para las mujeres. Luz y memoria para Pastora Imperio, que no dudó en pedir el voto femenino a principios del siglo XX; para la Andonda o para la Mejorana. Recuerdo que queda indeleble en nuestra memoria para todas y cada una de nuestras tías que jamás se han amilanado y nos han traído hasta donde estamos. Pues las mujeres gitanas, insistimos, han sido un timón fundamental para inculcarnos la gitanidad.

Por eso hemos querido reconocer su esfuerzo, teniendo presente y agradeciendo el trabajo de todos y cada uno de los movimientos feministas romanís de Andalucía, que recién instaurada la democracia en España comenzaron a organizarse mediante el asociacionismo y que han continuado hasta nuestros días. A todas esas mujeres les debemos buena parte de nuestra dignidad y nuestro progreso como mujeres gitanas. Y era de justicia que AMURADI-FAKALI, entidad referente en este histórico movimiento romaní por la igualdad, así lo reconociese convocándolas para darles el sitio que por esfuerzo, sacrificio y empeño en la causa feminista les pertenece en un acto cargado no sólo de simbolismo, sino de emoción. Mucha emoción.

Un acto igualmente histórico en el que como no podía ser de otra manera se ensalzó el trabajo y el acompañamiento de aquellos hombres, nuestros tíos, que ya en su día, y hasta hoy, han apoyado esta revolución del feminismo romaní.

Aunar los aires de la gitanidad con el movimiento feminista más transgresor
La seña de identidad de AMURADI desde sus inicios perdura, convirtiéndose en una línea de pensamiento que defiende contra viento y marea que la mujer gitana ha de obtener “no el sitio que merece, sino el que le pertenece”. Extremo recalcado por la diputada en el Congreso, Carmen Calvo, que también fue homenajeada por su defensa a ultranza de nuestro Pueblo, el Pueblo Gitano, y con especial relevancia a sus mujeres. También la Viceconsejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, María del Carmen Cardosa, tuvo unas cariñosas palabras para conmemorar los 20 años de AMURADI, reconociendo el trabajo indispensable de AMURADI-FAKALI.

No ha sido difícil aunar la gitanidad con los aires del feminismo más transgresor. Ni siquiera el hecho de incluir el adjetivo de “universitarias”, pues todos esos conceptos no hacen más que reafirmar nuestra propia identidad. Por eso, desde nuestros inicios, nuestra presidenta, Beatriz Carrillo de los Reyes, no ha dudado en proclamar el deseo de seguir llenando “la universidad de lunares”. El templo del saber debe continuar apostando por una realidad palpable que ha servido para la construcción identitaria de Andalucía y, por ello, también del estado español. Asimismo, desde nuestro Pueblo, y con el apoyo de los gobiernos, debemos seguir trabajando para desterrar el peso del largo tiempo de exclusión, que ha hecho mella en zonas especialmente vulnerables, en las que la sobrerrepresentación gitana es más que evidente.

Todo ello, y tal y como nos aseguraba el pasado viernes el vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, trabajando en “una sociedad más feminista” para todas y todos. Incluidos los hombres: “Nos toca ahora a nosotros demostrar que estamos aquí, apoyando las causas justas como esta”.

Sin olvidar que el endurecimiento de discursos totalitarios donde la gitanidad, la diversidad, la interculturalidad o el feminismo parecen estar justamente en las antípodas ideológicas de quienes afirman que “formamos parte del paisaje de Andalucía”. Cuestión sobre la que disertó la diputada por el PSOE, Adriana Lastra, en la clausura de este acto institucional. Un evento histórico, reivindicativo, y de justicia, que sin duda alguna nos ha servido como aldabonazo para seguir trabajando en favor de una sociedad más justa, más igualitaria, pero sin perder de vista de dónde venimos. Por eso, seguiremos honrando la memoria de los que se fueron, llevando a gala nuestra gitanidad, pero sin dudar a la hora de reclamar nuestros espacios y nuestro sitio.
Gracias a todas y cada una de las personas que siguen creyendo día tras día en un feminismo gitano imbatible.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

AMURADI CELEBRA SU VIGÉSIMO ANIVERSARIO EN EL MARCO DEL 22N

En el acto, que ha contado con una muy amplia representación institucional de todas las administraciones públicas, se ha rendido homenaje a las personas que han contribuido de manera esencial en el desarrollo del trabajo llevado a cabo por AMURADI en estas dos décadas, destacando la labor realizada por mujeres gitanas referentes del movimiento feminista romaní. Todas ellas representadas en la exposición “Mujeres gitanas de ayer. Mujeres gitanas de hoy. 20 de años de historia. Feminismo romaní imbatible”.

Categorías
Actualidad Noticias Prensa

LUZ Y MEMORIA PARA EL FLAMENCO

Un año más, y ya van once, los y las amantes del Flamenco estamos de enhorabuena. Un año más volvemos a recordar aquel dieciséis de noviembre de 2010 en el que se distinguió con el reconocimiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco a un arte tan noble que llega a traspasar las expresiones artísticas, como pueden ser el cante, el baile o el toque. Es, como decimos, un patrimonio cultural sobre el cual se establecen unos cánones y formas de entender la propia vida, de la cual hemos bebido todas y todos de una forma u otra. Porque el Flamenco, además de formar parte de la banda sonora y vivencial de nuestras vidas, también ha sido y es parte de nuestra cultura española, andaluza y gitana. Por todo ello, desde FAKALI queremos sumarnos a esta efeméride ya institucionalizada y distinguida por el Comité Intergubernamental de Patrimonio Inmaterial de la Unesco, así como reconocida por parte de los distintos gobiernos nacionales y autonómicos.

Como bien sabemos, el Flamenco en toda su inmensidad ha sido reconocido internacionalmente, e incluso cuenta con el suficiente prestigio fuera de nuestras fronteras. Se ha convertido también en un dinamizador de las industrias textiles (especialmente en el mundo de la moda) y musicales, amén de estar presente en las perspectivas académicas de medio mundo. Nos llena de orgullo haber formado parte, como gitanas y amantes del Flamenco que somos, de un patrimonio inmaterial de la humanidad de estas características, siendo conscientes del tesoro que con tanto esmero nos han ido regalando nuestros tíos y tías. De hecho, y en honor a ese legado que nos han ido dejando, creemos que quedan aún muchas cosas pendientes y un largo camino por recorrer. Quizás por nuestra propia naturaleza, habida cuenta de que el inconformismo ha sido un compañero de viaje cuando hablamos del terreno de la igualdad y la justicia social, o quizás por tener la responsabilidad de representar a una parte de la descendencia directa de casas cantaoras y creadoras del propio Flamenco, lo cierto es que no podemos caer en vanagloriarnos en exceso, creyendo que hemos alcanzado la excelencia en el ámbito de la conservación y protección del Flamenco.

Debemos ser conscientes de que este arte, elaborado y horneado a fuego lento en las casas andaluzas y españolas más humildes, ha ido pasando de generación en generación como un bien preciado. Se trata pues de una herencia sobre la que debemos invertir. Por tanto, apostar en el Flamenco también es apostar por los pueblos y barrios donde este nace y crece. Carece de toda lógica y justicia que muchos de esos barrios donde la cultura del Flamenco se extiende y se cultiva estén a oscuras, convirtiéndose en paradoja el hecho de llenar páginas y páginas sobre la importancia del día de hoy sin recordar que buena parte de él se lo debemos a zonas como el Polígono Sur de Sevilla, la Zona Norte de Granada, Font de la Pólvora en Girona o Cañada Real en Madrid, a las cuales les han apagado la luz sine die. Por no hablar de las condiciones en las que todavía hoy viven miles de familias de estratos donde justamente el Flamenco ha sido tallado, tratado y barnizado como si fuese la mejor y más noble madera. No podemos permitirnos el lujo de hablar de Flamenco desde las más distinguidas tribunas cuando éste y sus gentes siguen siendo excluidos y marginados.

Hace falta inversión en el Flamenco. En su conservación, en su luz y en su memoria, pues todavía en la actualidad una parte de la pléyade narcisista y negacionista que escribe o teoriza sobre el Flamenco continúa poniendo vallas en lo que se refiere a la creación gitana en este ámbito, utilizando para ello todo tipo de argucias a través de las cuales tratar de relegar a “contribución” o “influencia” una parte fundamental del tallo de este árbol que es el Flamenco. De hecho, hace tan sólo unos meses presenciábamos atónitas una intervención de un teórico sobre este arte, el cual afirmaba que la población romaní no había formado parte de la creación flamenca. “Los músicos son gachós, por lo general. Camarón, La Niña de los Peines o Juan Peña El Lebrijano fueron grandes intérpretes, pero no fueron músicos…”, agregaba en una conferencia José Luis Ortiz Nuevo, quien fuese director de la Bienal de Flamenco de Sevilla. Uno de los eventos de mayor enjundia alrededor de este arte. Estas afirmaciones no son casuales, ni son “una raya en el agua”. Configuran una tendencia cada día más extendida a través de la cual se minimiza no sólo la aportación gitana, sino la imprescindible mano de las casas o dinastías cantaoras, a través de las cuales se populariza el Flamenco. Debemos ser conscientes de que, sin ellas, el Flamenco tal cual lo conocemos hoy en día no hubiese sobrevivido hasta la actualidad, y de que, de hecho, todas esas casas cantaoras, sin distinción, son gitanas.

Por tanto, también hace falta memoria en el Flamenco. Memoria para que en la venidera Ley del Flamenco se tenga en cuenta las imprescindibles creación y exaltación de palos eminentemente gitanos, como son los casos de la Soleá, los Tangos, las Seguiriyas o las Bulerías, por citar sólo algunos. Memoria también para que cuando se apruebe por ley la inclusión de tan noble arte en el currículum educativo no se ausenten esas casas o familias cantaoras de los libros de texto (sin que ello sea óbice para el justo reconocimiento igualmente de otros grupos sociales también creadores de arte). Así como para que en los callejeros municipales de tantas y tantas ciudades se les rinda honor a ellos y a ellas, pues debemos recordar que el Flamenco también se convirtió en un sector laboral a través del cual las mujeres conquistaron mucho antes que otros, secularmente reseñados, laureles sociales y personales. Con el Flamenco las mujeres llegaron a salir inclusive fuera de España para desarrollar su actividad laboral. Ese fue el caso, por ejemplo, de Custodia Romero hace ya más de un siglo, siendo gitanas como ella las alumnas aventajadas.

Por un feliz y reivindicativo Día del Flamenco.