BEATRIZ CARRILLO, NUEVA DIRECTORA GENERAL DE IGUALDAD DE TRATO, NO DISCRIMINACIÓN Y CONTRA EL RACISMO

Se convierte en la primera mujer gitana en ostentar un alto cargo en el Gobierno, en este caso dentro del Ministerio de Igualdad, en la historia democrática de España.

El Consejo de Ministros ha aprobado en la víspera del 45 aniversario de la Constitución Española, y a propuesta de la ministra de Igualdad, Ana Redondo, el nombramiento de Beatriz Carrillo de los Reyes como directora general para la Igualdad de Trato, No Discriminación y contra el Racismo.

El Real Decreto de estructura del Ministerio de Igualdad recoge la creación de la Dirección General para la Igualdad de Trato, No Discriminación y contra el Racismo, dependiente de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, y ahora a cargo de esta mujer referente.

Una activista social y voz autorizada dentro de los movimiento antirracistas y feministas a nivel internacional, que se convierte en la primera mujer gitana en ostentar un alto cargo dentro del Gobierno en la historia democrática de España.

“Trabajaré con la misma pasión de siempre por la defensa de quienes más necesitan el apoyo institucional en la lucha contra la discriminación machista y racista. Confiada y convencida en no convertirme en una excepción en el acceso a la igualdad de oportunidades”, ha declarado Beatriz Carrillo recién conocida la noticia.

Para FAKALI este nombramiento supone, además de una alegría y satisfacción inmensas, todo un horizonte de nuevas posibilidades a la hora de tejer nuevas alianzas. Porque desde esta federación estamos convencidas de que las soluciones para afrontar los graves problemas del racismo y el machismo se hallan en el trabajo coordinado y cohesionado entre la Administración pública, los movimientos sociales y la sociedad civil. De ahí que nada mejor que estos cargos públicos los ostenten personas con amplio bagaje profesional y personal en la materia y altura de miras demostrada hacia los problemas que deterioran los valores democráticos de nuestra sociedad.

Además de ello, este nombramiento supone todo un espaldarazo a las proclamas de la sociedad civil gitana, que debe continuar alcanzando puestos de decisión para que, de esta manera, alcancemos la tan ansiada equidad. Aunque para ello, como bien dice Beatriz Carrillo, ”tengamos que destruir no solamente techos de cristal, sino muros de hormigón”.

comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp